¿Cómo se divide el marketing digital? Inbound marketing y el outbound marketing

Estos son dos conceptos clave que debes conocer si quieres diseñar una estrategia de marketing digital efectiva para tu negocio. En este artículo te explicamos en qué consisten y cuáles son sus principales diferencias.

Inbound marketing: Consiste en crear experiencias valiosas que generen un impacto positivo tanto en las personas como en tu empresa. A esta disciplina del marketing electrónico también se le conoce como marketing basado en permisos, ya que se enfoca en atraer a los clientes potenciales ofreciéndoles contenido de calidad y relevante para ellos, sin interrumpirlos ni molestarlos. El objetivo es acompañarlos en su proceso de compra hasta convertirlos en clientes fieles y promotores de tu marca. Algunas de las técnicas que se utilizan son: el marketing de contenidos, el SEO, el email marketing, las redes sociales, los webinars, etc.

Outbound marketing: Es en esencia la publicidad. También recibe el nombre de marketing basado en interrupciones porque los consumidores rara vez buscan tu producto sino que lo encuentran a través de tus promociones. El objetivo es captar su atención y generar una respuesta inmediata, ya sea una compra, una llamada o una visita a tu sitio web. Algunos ejemplos son: publicidad para ganar dinero en Instagram u otras plataformas, emails masivos, patrocinios online, banners, llamadas en frío, etc.

¿Cuáles son las diferencias entre el inbound y el outbound marketing? Aquí te presentamos algunas:

  • El inbound marketing se basa en el permiso y la confianza de los clientes, mientras que el outbound marketing se basa en la interrupción y la persuasión.
  • El inbound marketing es más sutil y educativo, mientras que el outbound marketing es más agresivo y comercial.
  • El inbound marketing tiene un enfoque multicanal e integral, mientras que el outbound marketing tiene un enfoque lineal y limitado.
  • El inbound marketing es más medible y rentable, mientras que el outbound marketing es más costoso y difícil de atribuir.

¿Cómo puedes combinar el inbound y el outbound marketing?

Aunque el inbound marketing tiene muchas ventajas sobre el outbound marketing, no significa que debas descartar por completo este último. De hecho, puedes aprovechar las fortalezas de cada uno para crear una estrategia híbrida que te permita alcanzar tus objetivos de negocio. Por ejemplo:

  • Puedes usar el outbound marketing para generar conciencia de marca y captar la atención de tu público objetivo.
  • Puedes usar el inbound marketing para generar interés y confianza en tu oferta de valor y convertir a los visitantes en leads.
  • Puedes usar el outbound marketing para acelerar el proceso de venta y cerrar más negocios con los leads cualificados.
  • Puedes usar el inbound marketing para fidelizar a tus clientes y convertirlos en promotores de tu marca.

Como ves, el inbound y el outbound marketing no son opuestos sino complementarios, tienen enfoques muy distintos y requieren de diferentes recursos y habilidades. Lo ideal es combinarlos de forma equilibrada y adaptada a tu público objetivo, tus objetivos y tu presupuesto.

Lo ideal es combinarlos de forma equilibrada y adaptada a tu público objetivo, tus objetivos y tu presupuesto. Así podrás aprovechar las ventajas de ambos y maximizar tus resultados.

Esperamos que este artículo te haya sido útil y te invitamos a seguir leyendo nuestro blog para aprender más sobre este tema.

O si quieres saber más, te invitamos a leer estos otros artículos:

Marketing digital 2023: Qué es y cómo hacer marketing online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *